Un cuento de Navidad I

Si Venecia ya es inolvidable en cualquier época del año, visitarla en Navidad es todavía más entrañable, es como visitar un mundo mágico, y además descubrirás con calma cualquiera de sus lugares, pues hasta el día de Nochevieja, no se llena de turistas.

En toda la ciudad, se instalan varios mercadillos para ofrecer a los visitantes regalos, comida gourmet y licores, artesanías y antigüedades. También se iluminan y decoran los canales y las tiendas con luces y adornos navideños. Y hay conciertos de música clásica en varias iglesias, muchos de ellos gratuitos.



el Belén de cristal de Murano en la Basílica de San Marcos

Bienvenidos a mi diario de la Navidad de 2017 en Venecia. Este es el índice:


DIA 1: 25/12/2017 LA LLEGADA


DIA 2: 26/12/2017 SCUOLA GRANDE DE SAN ROCCO; CANNAREGIO; CONCIERTO EN LA BASILICA DEI FRARI


DIA 3: 27/12/2017 CA’REZZONICO; RIO SAN TROVASO; PUENTE DE LA ACADEMIA; CAMPO SAN VIDAL; CAMPO SAN MAURICIO; PLAZA SAN MARCOS


DIA 4: 28/12/2017 MERCADO DE RIALTO; CASTELLO; DONDE VIVIÓ MARCO POLO; PUENTE DE LOS SUSPIROS; PLAZA SAN MARCOS; MUSEO CORRER


DIA 5: 29/12/2017 SAN GIACOMO DE RIALTO; LIDO; GRAN CANAL EN VAPORETTO; TEATRO LA FENICE


DIA 6: 30/12/2017 GRAN CANAL; SCUOLA DI SAN GIORGIO DEGLI SCHIAVIONI; RIVA DEGLI SCHIAVONI; VIA GARIBALDI; MUSICA A PALAZZO


DIA 7: 31/12/2017 CASA DE GOLDONI; ZATTERE; IGLESIA SAN PANTALON; DORSODURO; BASÍLICA SANTA MARÍA DE LA SALUTE; FIN DE AÑO EN PLAZA SAN MARCOS


DIA 1: 25/12/2017 LA LLEGADA


Desde la estación de autobuses caminamos hasta el apartamento que habíamos reservado al lado de la Plaza de San Polo. Llegamos muy tarde, así que simplemente dejamos las maletas y ¡a dormir!. La temperatura es mucho mejor de lo que esperábamos. Se puede pasear sin frío y sin el famoso viento gélido que llaman bora.


Los días son cortos, casi a las 4 de la tarde ya comienza a anochecer, así que es preferible madrugar y aprovechar el día, aunque pasear de noche tiene mucho encanto, con ese halo de misterio de los canales, los callejones y los pasadizos.


DIA 2: SCUOLA GRANDE DI SAN ROCCO; CANNAREGIO; CONCIERTO EN LA BASÍLICA DEI FRARI

Al salir del apartamento, en la puerta de enfrente nos saluda la Befana, la figura de una anciana, una bruja que la noche del 5 al 6 de enero visita todos los hogares italianos para dejar sus regalos.


Y llueve. Así que decidimos ir a visitar un lugar cerrado y nos dirigimos al lugar donde se encuentra la Capilla Sixtina de Venecia, la Scuola Grande de San Rocco.


Tintoretto decoró sus paredes y techos durante 24 años, desde 1564 hasta 1588, logrando una obra de una inmensidad y uniformidad única.

Podéis coger los espejos que encontréis en las salas, para enfocarlos al techo y evitar el dolor de cuello...





Desde allí, decidimos dirigirnos hacia Cannaregio, para comer en un lugar que a los niños les encanta porque está decorado al estilo del Salvaje Oeste americano en la Strada Nuova.


La Strada Nuova es una calle animada, con restaurantes, supermercados, vendedores callejeros y tiendas de artesanía.


Al salir del restaurante, continuamos hacia el campo Santa Sofía. Por el camino, pasaréis por uno de los pasadizos más bonitos de Venecia, el Sotoportego Falier.




En el campo Santa Sofía nos asomamos al Gran Canal. A la izquierda en la misma plaza está Ca' Sagredo, y nos asombramos por las dos gigantes manos que emergen del agua para proteger el edificio, es la obra de Support de Lorenzo Quinn. Sorprenden porque tienen más de 8 metros. Enfrente está el mercado de Rialto.



Y ya casi está anocheciendo, así que decidimos asistir a un concierto gratuito en la basílica de Santa María Gloriosa dei Frari.


El estilo exterior es austero como lo eran los franciscanos, con pocos adornos. Pero el interior, de austero no tiene nada, impresiona con su elegancia con verdaderas obras de arte y monumentos funerarios como el de Antonio Canova o el de Tiziano.


Santa Maria Gloriosa dei Frari es un conjunto realmente espectacular de Venecia que con su brillo que envuelve todo el espacio, te sorprenderá, pero si además está acompañado de un concierto de música clásica, con todo el público sentado en los bancos de la iglesia, escuchando la música mientras admiras la Asunción de Tiziano, te sobrecoge.



De vuelta al apartamento, admiramos el puente de Rialto de noche, nos paramos en una pastelería y compramos un pandoro como dulce para nuestros días navideños en Venecia. Y nos enteramos de que el mazapán, en realidad es veneciano. Su nombre deriva de " Marci panis ", o "el pan de San Marcos" , ya que los venecianos lo trajeron desde el norte de Europa al mercado en trozos (panes), marcados con el León de San Marcos. Volvemos asomándonos a misteriosos canales.






Quiero seguir leyendo este diario: Ir al día 3




© Venecisima 2020 | Diseño y contenido creado por Sonia Ruiz | Política de privacidad, aviso legal y política de cookies