top of page

Un cuento de Navidad IV

Y al quinto día, por fin, brilla el sol, y Venecia sale de su cara sombría y brumosa. Decidimos comprar billetes de vaporetto, recorrer el Gran Canal y acercarnos hasta el Lido.


Por fin el sol saca a Venecia de la bruma

Este es el índice del diario:







DIA 5: 29/12/2017 SAN GIACOMO DE RIALTO; LIDO; GRAN CANAL; GALERIAS DE LA ACADEMIA; TEATRO LA FENICE; FONTEGO DEI TEDESCHI


Salimos temprano de nuestro apartamento en San Polo, y paramos en la plaza San Polo a hacer algunas fotos de la gran pista de hielo que instalan con motivo de las fiestas navideñas.



Andamos hacia el puente de Rialto, y nuestra primera parada es en la plaza donde se encuentra la iglesia de San Giacomo de Rialto.


Según cuenta la leyenda fue construida en el año 421, el mismo día de la fundación de Venecia y, por tanto, San Giacomo de Rialto se considera la iglesia más antigua de Venecia. El reloj es renacentista y regulaba la vida del mercado de Rialto. Enfrente está el jorobado de Rialto (Il gobbo), utilizado como podio para anuncios oficiales.


El sol brilla, el día es casi primaveral, así que sacamos un billete de vaporetto para dos días, y nos aventuramos a recorrer el Gran Canal para ver desfilar los 4,5 kilómetros de palacios.


Los palacios a ambos lados fueron construidos en un periodo de unos quinientos años

Si quieres conocer en profundidad cada uno de los edificios que asoman al Gran Canal, avanza por las escenas (parte inferior):



y después seguimos por la laguna hasta la isla de Lido. En el Lido, vamos directos hasta la playa para ver el mar y también desde la playa se divisa el famoso Hotel des Bains, donde se ambienta el libro de Tomás Mann, muerte en Venecia.



Volvemos en vaporetto de nuevo hasta el Puente de la Academia, donde aprovechamos para fotografiar, de nuevo, el Gran Canal, pero esta vez con sol y comemos en la cercana taberna San Trovaso.


Palazzo Barbarigo (s. XVI) con mosaicos de cristal de Murano
Punta de la Dogana, antigua aduana
Gran Canal desde Puente de la Academia
Palazzo Salviati

Desde allí visitamos el campo Sant'Angelo, enmarcado por una bella arquitectura y un elemento muy curioso en uno de los extremos del río en uno de los laterales de la plaza, un arco socavado que hace de puente, que en realidad es un ábside de la iglesia de Santo Stefano.



Río de San Anzolo, al fondo de la plaza

y para finalizar la tarde realizamos una visita guiada del teatro La Fenice, precioso teatro inaugurado en 1792, que tras dos incendios en 1836 y 1996, renació de sus cenizas como el Ave Fénix. Lo mejor de la visita es subir al palco principal.




Quiero seguir leyendo este diario. Ir al día 6




54 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page