¿LOS VENECIANOS INVENTARON LOS PAQUETES DE VACACIONES?: LA SALIDA DE PEREGRINOS A TIERRA SANTA

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

El puerto de Venecia enfrente de la Plaza de San Marcos con las galeras en las que viajarían los peregrinos a Tierra Santa
El puerto de Venecia enfrente de la Plaza de San Marcos con las galeras en las que viajarían los peregrinos a Tierra Santa
Si los peregrinos medievales fueron los primeros turistas en masa, ¿fue Venecia el primer operador turístico?¿Qué opináis?

Me encanta la historia medieval y por eso he investigado estos días de Semana Santa sobre el lugar de Venecia en la cultura peregrina medieval. Hemos leído sobre los peregrinos, sus hábitos, donde viajaban y su motivación para ello. Y ¿quieren saber lo que hemos descubierto y las huellas de los peregrinos en la ciudad?



Tras la pérdida por los cruzados en 1291 del último reducto del Reino de Jerusalén (la ciudad de Acre) a manos de los musulmanes, las peregrinaciones a Tierra Santa dejaron de ser una guerra santa y se convirtieron en un viaje espiritual, de carácter casi sagrado.

Anuncio de viaje a Tierra Santa desde Venecia
Anuncio de viaje a Tierra Santa desde Venecia

Para los peregrinos procedentes de Europa, Venecia tenía el puerto adecuado, (era mejor realizar este viaje por mar ya que los caminos no eran nada seguros); poseía la industria de construcción naval apoyada en el Arsenal que creaba las galeras más eficientes y avanzadas de la época para trasladarlos y además había un servicio regular y frecuente de viajes a Tierra Santa. Así que los venecianos se convirtieron en líderes en este “negocio turístico-religioso”

El Arsenal donde se fabricaban las galeras
El Arsenal donde se fabricaban las galeras
"Partida de los peregrinos" cuadro de Carpaccio
"Partida de los peregrinos" cuadro de Carpaccio
Una galera de peregrinos
Una galera de peregrinos

Todos los peregrinos querían embarcar desde Venecia para arrodillarse en el Santo Sepulcro de Jerusalén (donde Jesús fue enterrado y resucitó). y comunicarse de la manera más cercana posible con Dios porque esperaban alcanzar así el tan ansiado Cielo.


Los viajes solían salir en primavera con el buen tiempo, duraban 3 meses y regresaban en otoño. Por tanto, los peregrinos pasaban semanas en Venecia esperando su salida. Para matar el tiempo se les ofrecían “atracciones": una gran variedad de iglesias a visitar, reliquias a venerar y además estaba toda la parte relativa a las cosas indispensables para emprender el viaje: la vestimenta en la que se cosía la cruz de peregrino; el sombrero de ala ancha; el morral para la comida; el característico bastón de madera…

Venecia también acogía a estos peregrinos, en hospederías y posadas erigidas para ello, y también los atendía en hospitales especiales para ellos si enfermaban.


La ciudad quería ofrecer un especial servicio a estos clientes para mantener una buena reputación, así que instalaron una oficina cerca del puerto con asistentes turísticos llamados Tolomazi, que les ayudaban a reunirse con capitanes de galeras para negociar el precio del viaje, encontrar alojamiento, recorrer las tiendas, visitar la ciudad, etc.. La actividad de los Tolomazi era vigilada por la oficina del Cattaver que los podía sancionar si no actuaban correctamente.


Querían minimizar los comentarios negativos cuando volvían a sus países de origen. Los venecianos no sólo los llevaban hasta Tierra Santa, sino que les protegían de los abusos de los turcos, a través de sus diplomáticos. Lo que viene siendo un servicio todo incluido.

Peregrinos a la izquierda visitando el Santo Sepulcro
Peregrinos a la izquierda visitando el Santo Sepulcro
Llegada de una galera de peregrinos al puerto de Jaffa (el puerto de Jerusalén)
Llegada de una galera de peregrinos al puerto de Jaffa (el puerto de Jerusalén)
Mapa de Jerusalen de Pietro del Massaio, remarcado en blanco el Santo Sepulcro
Mapa de Jerusalen de Pietro del Massaio, remarcado en blanco el Santo Sepulcro
Los peregrinos durante su viaje escribían diarios y cartas, que servían para los futuros peregrinos recomendando: posadas, hospicios, capitanes confiables… como un TRIPADVISOR MEDIEVAL Y estamos hablando de los siglos XIII al XV principalmente.

Hoy os presento dos lugares que todavía siguen en pie relacionados con estas peregrinaciones a Tierra Santa:


1. La antigua posada Sturion (Antica Locanda Sturion) Las primeras noticias del Hotel Sturion datan del año 1290. Al principio por deseo del Dux de Venecia sirvió para hospedar a los mercantes extranjeros que traían mercancías al mercado de Rialto.


Y después hospedó a peregrinos y viajeros en general que desde sus ventanas veían el Gran Canal.

En el centro la antigua posada Sturion hoy en día
En el centro la antigua posada Sturion hoy en día
Antigua posada Sturion
Antigua posada Sturion

Hoy en día el ambiente interno de la posada no es el original, pero con un poco de fantasía se puede viajar atrás en el tiempo, puesto que podemos verlo retratado en 1494 por el gran artista Vittore Carpaccio en el cuadro "El milagro de la Cruz" en el lado izquierdo del muelle de Rialto (actualmente expuesto en las Galerías de la Academia),

Cuadro de Carpaccio "el milagro de la Cruz" del siglo XV con la posada Sturion
Cuadro de Carpaccio "el milagro de la Cruz" del siglo XV con la posada Sturion

2. La hospedería de la Ca’ de Dio La Casa de Dios (Ca’ di Dio) fue el nombre de las hospederías que daban la bienvenida a los peregrinos que esperaban la salida al Santo Sepulcro, y parece que ya existía en el siglo XIII, al lado del lugar donde se fabricaban las galeras, el Arsenal.


Después sirvió para dar hospitalidad a mujeres pobres, libres de lazos matrimoniales, de al menos 30 años y hoy en día es un hotel.

La Casa de Dios, antigua hospedería de peregrinos
La Casa de Dios, antigua hospedería de peregrinos

PUNTOS 4 y 5 DE LA CAPA "CURIOSIDADES E HISTORIA"


Descubre el mapa de los lugares de venecisima.com en:

Instrucciones para usarlo en Google Maps en:

https://www.venecisima.com/post/mapa-de-los-lugares-de-venecisima-com



4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo