top of page

LOS RASTROS ALQUÍMICOS DEL PALACIO LEZZE

El imponente palacio Lezze y sus símbolos alquímicos en la fachada
El imponente palacio Lezze y sus símbolos alquímicos en la fachada
Cuando se viaja a Venecia, hay que dejarse hechizar por su magia y sus secretos y saberes de 11 siglos de historia, muchos relacionados con el esoterismo, son señales que dejaron para nosotros y hoy las descubrimos en el palacio Lezze, la llamada Residencia Filosofal de Venecia

Junto a la Nueva Scuola della Misericordia, en un lugar aislado de Cannaregio, se construyó este imponente edificio de principios del siglo XVII por el famoso arquitecto Longhena (el mismo que diseñó la Basilica de Santa Maria della Salute).

Detalle de una de las fachadas
Detalle de una de las fachadas

En este siglo muchos alquimistas estudiaron y experimentaron en Venecia. Y o bien el propio Longhena o alguno de los moradores de este palacio, que conocían los secretos de la alquimia, dejaron señales para la posteridad en las fachadas laterales: relieves con motivos mitológicos y alquímicos.


LA ALQUIMIA


La alquimia, tiene un punto de misterio, pero también está muy relacionada con la química y la transformación de la materia.


En época medieval y renacentista, la Alquimia era el arte de la creación divina del Mundo y del Hombre.


Se dividía en dos aspectos:


1. La Alquimia Espiritual, aquella que lleva a la iluminación del ama desde estados impuros, llamada el Camino de los Penitentes


2. La Alquimia de Laboratorio o Camino de los Filósofos, que se crea en el laboratorio y transmuta los elementos impuros de la naturaleza en metales nobles como el oro.


Ambos deben combinarse, el del alma (interior) y la del laboratorio (exterior).

 

En la alquimia, se manejaban los principios y los elementos, estrechamente relacionados.


Los tres principios de la alquimia son el azufre, el mercurio y la sal. Estos principios representan las tres cualidades básicas de la materia: el azufre representa la energía, el mercurio representa la fluidez y la sal, la estabilidad.


Los cuatro elementos de la alquimia son el aire, el agua, la tierra y el fuego. Estos elementos representan las cuatro cualidades básicas de la naturaleza: el aire representa el movimiento, el agua representa la humedad, la tierra representa la solidez y el fuego representa la transformación.



Los alquimistas creían que los principios y los elementos podían combinarse para crear nuevas sustancias y materiales con propiedades mejores. Por ejemplo, los alquimistas buscaban la piedra filosofal, que creían que era una sustancia que podía convertir cualquier metal en oro. También buscaban el elixir de la vida, una sustancia que podía prolongar la vida.

 

PARACELSO: AZUFRE, MERCURIO Y SAL


“Sabe, pues, que los siete metales se han originado de una sustancia triple . . . el mercurio es el espíritu, el azufre es el alma y la sal es el cuerpo . . . ; el alma que en verdad es el azufre . . . , se une con ambos contrarios, cuerpo y espíritu, para convertirlos en una esencia”

Paracelso


Uno de los alquimistas más importantes del Renacimiento fue Paracelso, un médico suizo que creía que la alquimia podía ser utilizada para curar enfermedades. y al azufre y al mercurio que para él constituían el cuerpo humano, les añadió el principio salino: la sal.


Fue un precursor de la farmacología y de la medicina moderna aunque para algunos, no fue más que un personaje esotérico.


Y la Venecia en el siglo XVI fue el hogar de muchos y famosos alquimistas que aplicaron muchos de sus principios a la medicina.
Los alquimistas, cuadro de Pietro Longhi en Ca' Rezzonico
Los alquimistas, cuadro de Pietro Longhi en Ca' Rezzonico

Pero hubo un pequeño problema, y es que surgieron timadores que engañaban con sus trucos de transformación de plomo en oro con fraudes para obtener dinero porque afirmaban poseer el conocimiento del secreto para obtener el metal precioso dorado, hasta que la Serenissima, a la que le gustaba tango legislar, decretó en 1530 juzgar a los alquimistas e incluso sentenciarlos a muerte, así que los verdaderos alquimistas tuvieron que esconder sus actividades y usar símbolos y metáforas para no ser descubiertos, símbolos que sólo los iniciados podían entender.


Así ocurrió en el palacio Lezze que quedó para siempre con marcas de las prácticas ocultas de los alquimistas esculpidas en su fachada

El enigmático Fulcanelli, seudónimo de un autor de libros de alquimia del siglo XX, del que nunca se supo su identidad, llamó a este palacio, la Residencia Filosofal de Venecia. Dicen que vivió en este palacio y que realizó muchos experimentos alquímicos en su sótano.

El alquimista descubriendo el azufre del pintor inglés Joseph Wright
El alquimista descubriendo el azufre del pintor inglés Joseph Wright

LAS HUELLAS ALQUÍMICAS DEL PALACIO LEZZE


Aquí, en el palacio Lezze, en altorrelieves de la fachada, están las maravillosas imágenes simbólicas cifradas para intentar representar lo sublime, maravilloso, elevado que puede hacer el hombre, a través del conocimiento de los materiales, de los planetas, de los minerales.. para buscar la perfección divina.

Cabezas que se asoman a los ventanales
Cabezas que se asoman a los ventanales

En uno de los altorrelieves, se puede ver un Rey con una corona en llamas, que representa el Oro simbolizado por el elemento Azufre, y dos personajes a su lado rematados por el Sol y la Luna y que serían representaciones del mercurio y la sal, todos ellos apoyados sobre dos pelícanos considerados un símbolo de la evaporación.

Altorrelieve alquímico del Rey con una corona en llamas
Altorrelieve alquímico del Rey con una corona en llamas

A la derecha de este relieve, tras unas rejas, un personaje en cuclillas sujeta un arbusto en cada mano. Hay dos animales lagarto con cabeza humana, apoyados sobre un grifo con cabeza doble. representa el “rebis" alquímico, una figura hermafrodita, que es sugestiva de la perfección humana que resulta de la síntesis de mercurio y azufre. El grifo simboliza la síntesis.

Altorrelieve Rebis alquímico
Altorrelieve Rebis alquímico

Encima está el altorrelieve de un ángel con un ramo de espigas en cada mano, que dos pájaros picotean. Debajo dos pelicanos con una serpiente en el pico sobre unos peces. El ángel simboliza la ascensión de la evaporación alquímica y los pájaros la gracia divina de la caridad, virtud que representa el amor de Dios a la humanidad. El pelícano simboliza el arte alquímico que picotea o domina a las serpientes (las energías masculina y femenina) que se funden al final en el estado andrógino del ángel. Los peces representan el elemento agua ligado a la sal de la Tierra.

Altorrelieve de  ángel con un ramo de espigas en cada mano
Altorrelieve de ángel con un ramo de espigas en cada mano

El cuarto altorrelieve es un águila bicéfala, que simboliza la unión de lo masculino y femenino. El águila domina la Tierra y el Cielo, lo temporal y espiritual, y por eso ha sido símbolo el águila bicéfala de varios imperios.

Altorrelieve del águila bicéfala
Altorrelieve del águila bicéfala

Justo encima de la entrada del palacio, la cabeza de una mujer coronada es una representación de la forma humana de la alquimia.

 la cabeza de una mujer coronada es una representación de la forma humana de la alquimia en el centro de la segunda planta de la fachada lateral
La cabeza de una mujer coronada es una representación de la forma humana de la alquimia en el centro de la segunda planta de la fachada lateral

¿Qué instrucciones guarda esta huella del palacio?


Pequeñas joyas del palacio, que pueden darnos pistas y hacernos reflexionar sobre lo que los alquimistas querían transmitir a través de los siglos ¿Qué crees que querían hacernos saber?

PUNTO 43 DE LA CAPA "PASEO POR CANNAREGIO"


Descubre el mapa de los lugares de venecisima en:

Instrucciones para usarlo en Google Maps en:

361 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Kommentare


bottom of page