top of page

LA PALA D'ORO DE SAN MARCOS: LA JOYA MÁS GRANDE DEL MUNDO

La pala d'Oro de San Marcos
La pala d'Oro de San Marcos
Entre el fulgor dorado de los mosaicos de la basílica de San Marcos hay una obra de valor incalculable, hecha de oro y piedras preciosas considerada la mayor joya del mundo, a la que también han llamado "el destello del paraíso"

Esta joya ha permanecido oculta durante siglos, porque no se mostraba de modo diario a los feligreses sino que quedaba oculta detrás de otras obras de arte y sólo se descubría en determinadas celebraciones mediante un mecanismo oculto.

La pala d'Oro entre el fulgor dorado de los mosaicos de San Marcos
La pala d'Oro entre el fulgor dorado de los mosaicos de San Marcos

El retablo es inmenso: 3 metros de ancho por 2 metros de alto de oro y plata dorada; 187 placas de esmalte; 1.927 gemas: 526 perlas, 330 granates, 320 esmeraldas, 255 zafiros, 183 amatistas, 175 ágatas, 75 rubíes, 34 topacios, 16 cornalinas, y 13 jaspes ¡Todo un gigantesco joyero!

Rubíes, esmeraldas, amatistas...

Se trata del retablo del altar mayor que oculta algunas incógnitas

UNA JOYA ESCONDIDA ENTRE PINTURAS DURANTE 9 SIGLOS

La Pala d'Oro permaneció ocultada celosamente durante 900 años a casi todas las miradas, lo que alimentó la imaginación colectiva con extrañas historias sobre lo que contenía, inclusive se creyó que era una puerta de conexión con el más allá o que tenía tal fuerza espiritual, que quien lo miraba, se convertía al catolicismo.


Así que en sus raras apariciones, innumerables curiosos llegaban a la ciudad para poder admirarla. Pero, la mayoría de la gente no la había visto nunca hasta el siglo XIX.

La pala d'Oro cuando se muestra en festividades especiales frente a los fieles
La pala d'Oro cuando se muestra en festividades especiales frente a los fieles mediante un mecanismo de giro. Foto: Gérard, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons
La pala d'Oro oculta tras el retablo
La pala d'Oro oculta tras el retablo de Maffeo da Verona del XVII

Y es que la Pala d'Oro se ocultaba entre dos retablos pintados que cubrían ambos lados y la encerraban con catorce cerrojos como una caja fuerte protectora.


Han llegado hasta tres retablos pintados que lo protegieron, de diferentes épocas. Dos de ellos se pueden admirar en el Museo de la Iglesia de San Marcos: el más destacado, pintado por Paolo Veneziano del siglo XIV, y el más reciente, obra de Maffeo da Verona del XVII. El tercero, atribuido a Francesco de’ Franceschi, del siglo XV que está en el prebisterio.


Retablo que ocultaba la Pala d'Oro de Paolo Veneziano del siglo XIV
Retablo que ocultaba la Pala d'Oro de Paolo Veneziano del siglo XIV

En el siglo XIX, construyeron detrás del altar mayor un zócalo grande de mármol, con tres pilares, donde quedó instalada la Pala d'Oro. Pero siguió sin quedar al descubierto, permaneciendo durante más de medio siglo tapada por un cuadro y sólo en algunas fiestas religiosas como Navidad se descubría.


Y por fin, en la actualidad, puede admirarse en cualquier momento, pagando un suplemento adicional se accede desde la derecha del altar mayor. Y os aseguro, que merece la pena ver esta gran joya medieval.


EL DUX QUE SE EMPEÑÓ EN DEJAR AQUÍ SU CABEZA

Una de las curiosidades de esta obra es que originalmente en ella se podía ver al emperador Bizantino Alessio I Comneno (1048-1118) y a su esposa Irene al lado de la imagen de la Virgen.

Debajo del Cristo central, se encuentran las figuras del dux Falier, la Virgen y la emperatriz Irene
Debajo del Cristo central, se encuentran las figuras del dux Falier, la Virgen y la emperatriz Irene

Sin embargo, el Dux Ordelafo Faliero (1102-1118) decidió pasar a la posteridad cambiando la cabeza del emperador por una imagen de sí mismo. Pero, lo hizo muy chapuceramente, ya que al colocar su cabeza, ésta no era proporcional con el tamaño del resto del cuerpo, por lo que si se mira, parece una cabeza reducida por un jíbaro, y se nota la manipulación porque además está ligeramente mal encajada con el cuerpo.
Dux Ordelafo Faliero
Dux Ordelafo Faliero y su pequeña cabeza

Así que Ordelafo pasó a la posteridad como un gran narcisista.


TRES OBRAS EN UNA

Aunque parece una única obra, en realidad se trata de tres unidas, y realizadas en distintas épocas.

1 La parte central

Una primera pala la encargó el dux Pietro Orseolo I en el siglo X a orfebres bizantinos pero se desconoce si alguna vez llegó aquí. Una segunda pala se realizó en 1105 bajo el gobierno del dux Ordelaffo Farlier.


Está segunda pala es la parte donde está la figura central de un Cristo Pantocrator, rodeado de los 4 Evangelistas. A ambos lados del Cristo, 12 profetas, 12 apóstoles y 12 arcángeles y alrededor de estos, en la izquierda los principales hechos de la vida de San Marcos y a la derecha los episodios de su martirio y del traslado del cuerpo a Venecia.

Parte central: Cristo Pantocrator, rodeado de los 4 Evangelistas
Parte central: Cristo Pantocrator, rodeado de los 4 Evangelistas
Diversos episodios de la vida de Jesús en la parte superior
Diversos episodios de la vida de Jesús en la parte superior

a la derecha los episodios de su martirio y del traslado del cuerpo a Venecia.
En la derecha de la pala, los episodios del martirio de San Marcos y del traslado del cuerpo a Venecia.

Justo debajo del Cristo Pantocrator, aparece el retrato de Ordelaffo Falier y de la Emperatriz Irene Comnena, esposa del emperador Alessio, flanqueando la imagen de la Virgen.

2 La parte superior

se agregó en 1209 por el dux Pietro Ziani, con paneles que se obtuvieron del saqueo de Constantinopla de 1204.


Representa en el centro al Arcángel San Miguel, y a uno y otro lado los episodios religiosos más relevantes para la iglesia bizantina como la entrada en Jerusalén, la resurrección, la crucifixión, la ascensión, ...

el Arcángel San Miguel y otros hechos religiosos
El Arcángel San Miguel y otros hechos religiosos en la zona superior de la Pala

3 Otros agregados

Y en 1345, por encargo del dux Andrea Dandolo se agregaó un marco de estilo gótico y un gran número de perlas y piedras preciosas

¿LA IMAGEN DE ALEJANDRO MAGNO?


Ya os conté las dudas sobre si el cuerpo del tan adorado evangelista San Marcos que está en la Basílica, es o no en realidad el cuerpo de Alejandro Magno.

La presencia de Alejandro Magno en varios lugares de la Basílica de San Marcos no parece ser una casualidad. En la fachada de la Basílica de San Marcos, hacia la Piazzetta dei Leoni , aparece un bajorrelieve que representa el intento de Alejandro Magno de volar para ver de cerca el cielo.

Medallón de la pala d'Oro con el vuelo de Alejandro Magno y su imagen en el centro
Medallón de la pala d'Oro con el vuelo de Alejandro Magno y su imagen en el centro

Y en los medallones inferiores de esta Pala y aparece de nuevo: ¡el vuelo de Alejandro! (además de otras 4 imágenes de él) ¿A qué crees que se debe esta aparición estelar de un pagano anterior a Jesucristo en una joya cristiana tan importante?


659 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo
bottom of page