top of page

CUANDO SE ENCONTRARON EL PAPA ALEJANDRO III Y EL EMPERADOR BARBARROJA EN VENECIA

rombo blanco dentro del que hay un cuadrado negro ¿Porqué está ahí?
¿Porqué al entrar en la basílica nos encontramos en el suelo con este rombo blanco dentro del que hay un cuadrado negro?
Cuando visitas la basílica de San Marcos, ¡hay muchos secretos por descubrir! y uno de ellos está relacionado con la Festa della Sensa que este año se celebra el 21 de mayo: nada más pasar la entrada central de la basílica, se puede ver en el suelo de mármol un pequeño rombo blanco dentro del que hay un cuadrado negro ¿Porqué está ahí?

Según la historia, este es el lugar donde, el 24 de julio de 1177, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico I (conocido como Barbarroja) se arrodilló ante el papa Alejandro III, en señal de sumisión tras una larga guerra.

Bajo tres sombrillas de izquierda a derecha: Barbarroja, el Papa Alejandro III y el dux veneciano Sebastiano Ziani
Bajo tres sombrillas de izquierda a derecha: Barbarroja, el Papa Alejandro III y el dux veneciano Sebastiano Ziani reunidos en Venecia

Este tratado de Paz de Venecia, marcó la historia de la ciudad para siempre.


 

Estamos en el año 1177 y conozcamos a los 3 protagonistas:


1. El emperador Federico Hoenstauffen, conocido como BARBARROJA, por el color de su barba

Federico I Barbarroja, miniatura de Robert de Saint Remy, datado en 1188
Federico I Barbarroja, miniatura de Robert de Saint Remy, datado en 1188

2. El Papa Alejandro III, quien enfadó a Barbarroja, ya que defendía la dependencia feudal de los emperadores respecto de los papas. Elegido papa en 1159, le enfrentaron al antipapa Víctor IV, elegido por los seguidores de Barbarroja.

 Papa Alejandro III
Papa Alejandro III

3. El dux veneciano Sebastiano Ziani, hábil diplomático

Dux Sebastiano Ziani
Dux Sebastiano Ziani

Barbarroja en esa época aspiraba a reconstruir la universalidad del Sacro Imperio Romano Germánico, heredado directamente de Carlomagno (imperio carolingio) . Se llamaba Sacro precisamente, porque pensaban que era por voluntad divina por lo que tenía que existir y preservarse.


Así que el emperador, tenía el firme propósito de crear un imperio universal que restaurase la grandeza del Imperio Romano, para lo cual era preciso someter al Papado y a las ciudades italianas. Pero, las ciudades italianas en ese momento estaban más interesadas en una confederación libre que en formar parte de su Imperio.


Barbarroja procedió entonces a someter Italia por la fuerza mediante campañas militares.


El conflicto entre el emperador y el papado se agudizó cuando, en 1159 Alejandro III, fue nombrado papa y se declaró firme defensor de la sumisión del emperador a la autoridad papal. Barbarroja apoyó entonces el nombramiento sucesivo de los antipapas Víctor IV (1159) y Pascual III (1164).


Comenzó entonces la etapa más sangrienta de las campañas en Italia, destruyendo ciudades enteras como Milán. Para defenderse de estos ataques, las ciudades de la región de Lombardía se aliaron y buscaron la protección del papa.


Tras cinco campañas, Barbarroja poco consiguió y fue derrotado en Legnano en 1176. Así, que consideró que había llegado el momento de buscar la paz.

 

EL PAPA DURMIÓ EN UNA CALLE VENECIANA

En 1164, el Papa Alejandro III obligado a dejar Roma, deambula por Italia con hábito de monje, llega a Venecia y una noche, por miedo a ser asesinado, decide refugiarse bajo un pórtico, que aún existe en la Calle del Perdón.

El sotoportego de la Madonna, donde encontramos una imagen de la Virgen a cuyos pies está el papa durmiente. Debajo, la cruz templaria roja
El sotoportego de la Madonna, donde encontramos una imagen de la Virgen a cuyos pies está el papa durmiente. Debajo, la cruz templaria roja
Detalle del Papa durmiente
Detalle del Papa durmiente

Luego se dirige, también de incógnito, a los frailes de la Iglesia de la Caridad, donde hoy en día están las "Gallerie dell'Accademia", y permanece allí para hacer los trabajos más humildes. Pero es reconocido por un fraile y por eso se le rinden los honores que se le deben y lo acogen.


Así, que cuando el papa Alejandro estaba reticente a la firma de la paz, puesto que Barbarroja le había engañado varias veces simulando que iba a hacer las paces con él, decide que la ciudad donde se firme sea Venecia por su seguridad.


Barbarroja está de acuerdo, pues consideraba al dux Sebastiano Ziani un magnífico mediador.

LA FIRMA DE LA PAZ


Tras duras negociaciones se llegó a un pacto y se invitó al emperador a reunirse oficialmente con el Papa en Venecia para ratificarlo.

En la puerta principal de la Basílica de San Marcos tuvo lugar el histórico encuentro entre Barbarroja y el Papa Alejandro III
En la puerta principal de la Basílica de San Marcos tuvo lugar el histórico encuentro entre Barbarroja y el Papa Alejandro III

El Papa esperaba a Barbarroja en un trono erigido frente a la Basílica de San Marcos, rodeado de patriarcas y obispos.

Barbarroja besa el pie del Papa Alejandro III, pintura de Federico Zuccari en la Sala del Consejo Mayor (Palacio Ducale)
Barbarroja besa el pie del Papa Alejandro III, pintura de Federico Zuccari en la Sala del Consejo Mayor (Palacio Ducale)

La reconciliación entre el Papa Alejandro III y Federico Barbarroja, cuadro en el palacio Ducale
La reconciliación entre el Papa Alejandro III y Federico Barbarroja, cuadro en el palacio Ducale

Al llegar a la fundación, adornada con dos grandes astas de bandera con el símbolo de San Marcos, el emperador se acercó al trono papal y se le permitió besarle el pie y abrazarle las rodillas.

 

Dicen que en el acto de besar el pie del Papa, el mismo Papa le puso el pie en el cuello diciendo: "Caminarás sobre el áspid y la albahaca". Barbarroja para "aminorar" su derrota, le contestó al Papa: "non tibi sed Pietro cui sucesor es" (no te doy a ti el beso de sumisión, sino a Pedro de quien eres el sucesor), a lo que el Papa respondió “et mihi et Petro” (es tanto para mí como para Pedro). Entonces el Papa se levantó y entre el emperador y el dux entró en la iglesia de San Marcos cantando todo el clero el Te Deum laudamus (imaginadlo escuchando el vídeo inferior)

 

La Paz de Venecia reconoció a Alejandro III como Papa legítimo y devolvió a la Santa Sede los territorios ocupados. Se acordó también una tregua de seis años (1177-1183) con las ciudades de la Liga Lombarda


LOS VESTIGIOS DE ESTA ÉPOCA


Esta historia se recuerda en el Palacio Ducal con 11 lienzos de Tintoretto y Palma el Joven: de la llegada del Papa al homenaje del Emperador, de la batalla de Punta Salvore a las bodas del Mar, en la la pared opuesta a las ventanas.

Sala Consejo Mayor (Palacio Ducale). Las pinturas sobre el ecnuentro del Papa y Barbarroja están en la pared de la izquierda en la fotografía. Foto: Riccardo Lelli, CC BY-SA 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0>, via Wikimedia Commons
Sala Consejo Mayor (Palacio Ducale). Los 11 lienzos sobre el ecnuentro del Papa y Barbarroja están en la pared de la izquierda en la fotografía. Foto: Riccardo Lelli, CC BY-SA 3.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0>, via Wikimedia Commons
Embajadores del Papa y venecianos suplicando por la paz a Barbarroja, cuadro de Tintoretto (palacio Ducale)
Embajadores del Papa y venecianos suplicando por la paz a Barbarroja, cuadro de Tintoretto (palacio Ducale)
la batalla de Punta Salvore (Palacio Ducale): la flota comandada por el dux Sebastiano Ziani, escondida en el valle de Pirano, tomó por sorpresa a sus adversarios, capturó y hundió numerosas naves e hizo prisionero al propio comandante, el futuro Otto IV, hijo de Barbarroja.
la batalla de Punta Salvore (Palacio Ducale): la flota comandada por el dux Sebastiano Ziani, escondida en el valle de Pirano, tomó por sorpresa a sus adversarios, capturó y hundió numerosas naves e hizo prisionero al propio comandante, el futuro Otto IV, hijo de Barbarroja.

Por supuesto el otro recuerdo de esta histórica paz, es la piedra que marca, en el suelo del atrio de la Basílica de San Marcos, el punto exacto donde tuvo lugar el encuentro entre el Papa Alejandro III y el emperador Federico Barbarroja.

Y también una inscripción al lado de la piedra: ALEX P.P.III FRID.I.IMP. XXIIII VII MCLXXVII.


La famosa piedra donde se encontraron en el suelo de la entrada a la Basílica de San Marcos
La famosa piedra donde se encontraron en el suelo de la entrada a la Basílica de San Marcos
 inscripción al lado de la piedra: ALEX P.P.III  FRID.I.IMP. XXIIII VII MCLXXVII.
Inscripción al lado de la piedra: ALEX P.P.III FRID.I.IMP. XXIIII VII MCLXXVII

Os propongo también pasar por el sotoportego donde durmió el papa Alejandro III.

EL ANILLO DEL PAPA Y LAS BODAS CON EL MAR


Venecia se erigió con esta firma de la paz como mediador internacional por considerarla "la más segura y abundante y con una población tranquila y amante de la paz" y este encuentro cambió su historia porque el Papa otorgó a Venecia muchas ventajas, tanto espirituales como materiales:

- La consagración de tres iglesias: San Salvador, Ognissanti, y la Caritá

- Para el dux, la “Rosa de oro” y el privilegio de la “Ombrella” (un permiso especial para aparecer en público protegido por un parasol); además del privilegio del "Stocco y Pileo" (es decir, el sombrero y la espada de honor de un general de la Iglesia) como "Defensor Ecclesiae"

- El famoso anillo que desde ese momento se usaba para LAS BODAS CON EL MAR el día de la "Sensa", bodas que hoy en día se siguen celebrando, por cierto

El Papa Alejandro III entrega el anillo al dux Sebastiano Ziani, miniatura (Venecia, Museo Correr)
El Papa Alejandro III entrega el anillo al dux Sebastiano Ziani, miniatura (Venecia, Museo Correr)
La ceremonia de la Boda con el Mar en 2020
La ceremonia de la Boda con el Mar en 2020
Salida del Bucintoro para la Boda con el Mar, ¡así de magnífica era la fiesta!, cuadro de Guardi
Salida del Bucintoro para la Boda con el Mar, ¡así de magnífica era la fiesta!, cuadro de Guardi

- Los 8 estandartes con el León de San Marcos que preceden a las procesiones con el Dux: 2 rojas, 2 verdes, 2 celestes, 2 amarillas (de ahí el origen de las banderas en las regatas: roja al primero , verde al segundo, tercero celeste y cuarto amarillo).

Estos estandartes tenían su propio significado particular: si los rojos abrían la procesión significaba que la República estaba en guerra; si eran blancos, en paz; si verdes, en guerra con el turco; si celestes había neutralidad.

- La seguridad de los venecianos y sus bienes en todo el territorio del imperio de Barbarroja, además de la exención de impuestos y deberes en determinados territorios.

- El reconocimiento del dominio sobre todo el Adriático.


Dice la leyenda que el emperador Federico Barbarroja sigue durmiendo en algún lugar de las montañas, aguardando el momento oportuno para despertar y devolver al Imperio Sacro Imperio Romano Germánico a su antiguo esplendor y por eso lo apodan el emperador durmiente ¿Qué crees?
392 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


bottom of page