top of page

LA DOGARESSA

La Befana veneciana o Marantega
La Dogaressa o Principesssa en grabado de Vecellio
La figura del Dux de Venecia era relevante, se sucedieron 120 dux gobernando sobre la gloriosa República. Pero, menos conocida fue la figura de la Dogaressa, titulo de su esposa, seguramente con interesantes personalidades, ya que según el dicho: "detrás de un gran hombre siempre hay una gran mujer"

Si te has preguntado cual es el papel que desempeñaba la dogaressa en Venecia, este es tu artículo


EL PAPEL DE LA DOGARESSA


La figura de la dogaressa, en principio, estaba destinada a ser meramente "decorativa" en actos y ceremonias de Estado, sin ninguna intervención política.

Se esperaba que fuese modesta, y simbólicamente en la fiesta de la Ascensión un grupo de hombres y mujeres de la isla de Poveglia se presentaban a Palacio Ducal y le entregaban a la dogaressa unas pocas monedas de cobre para que se comprase un par de zapatillas como símbolo de su humildad.

Dogaressa con su corno o gorro ducal
Dogaressa con su corno o gorro ducal

También desempeñaba en Venecia un papel cultural, y era habitual que organizase tertulias con artistas y poetas. Además patrocinaba a los gremios relacionados con el comercio, ejerciendo su influencia tanto en el arte del vidrio como en el encaje de la isla de Burano, y también en los bellos y costosos ornamentos de los orfebres, en los soberbios brocados de seda y terciopelo y en los espléndidos tejidos de oro y plata.

El encaje buranés
Encajeras de Burano
No siempre el papel de la dogaressa fue tan pasivo, y aunque la ley prohibía su influencia en los asuntos de estado, muchas participaron activamente en la política, como Felicia Cornaro.


LA CORONACIÓN DE LA DOGARESSA

 

Basta remontarse a las celebraciones que tuvieron lugar en la coronación de la dogaressa para comprender cómo debió ser esta ciudad en sus momentos de gloria

 

La Dogaressa, al igual que el Dux, tenía su propia ceremonia de coronación, que en los siglos XV y XVI eran muy suntuosas.

La dogaressa Morosina Morosini bajando del Bucintoro en su ceremonia de coronación
La dogaressa Morosina Morosini bajando del Bucintoro en su ceremonia de coronación

Los honores oficiales a la Dogaressa se rendían desde la época del Dux Jacopo Tiepolo en el siglo XIII; pero alcanzaron la cumbre de su magnificencia con la coronación de Zilia Dandolo, esposa de Lorenzo Priuli en 1556, y la de Morosina Morosini, esposa de Marino Grimani, en 1595.


La Dogaressa ese día, salía de su domicilio particular, engalanada con un vestido dorado y cubierta con un velo blanco subía al Bucintoro (una galera oficial del estado) y era escoltada en procesión por el Gran Canal hasta la Basílica de San Marcos, donde se celebraba un Te Deum.


La oración se centraba en Ester, que en la Biblia, era una joven hebrea, elegida como esposa por su belleza por el rey persa Asuero, en lugar de la repudiada Vasti. Ester, mediante este matrimonio obtuvo la salvación de su primo Mardoqueo y del pueblo judío amenazado de genocidio.


Esperaban que la historia en Venecia, sirviese de modelo en la misión de la dogaressa de ayudar al pueblo.

Una vez concluida la función litúrgica, desde la Basílica, la Dogaressa entraba con su séquito en el Palacio Ducal donde atravesaba las salas en las que cada gremio había creado una exposición para ella.


Después comenzaban los festejos que duraban varios días, con banquetes, bailes y cantos en los que incluso el pueblo participaba.


La dogaressa debía jurar lealtad a Venecia y se le colocaba sobre la cabeza un gorro en forma de cuerno ducal, como el del dux. También se acuñaban y donaban osellas o medallas de oro, plata y cobre con su propia efigie.

La medalla de bronce con el retrato de Dogaressa Giovanna Dandolo
La medalla de bronce u osella con el retrato de Dogaressa Giovanna Dandolo

Las fiestas para la Dogaressa se volvieron cada vez más pomposas tanto que en 1645 terminaron prohibiéndolas.


Muchas dogaressas fueron muy populares y dejaron su granito de arena en la historia como:


LA PRIMERA DOGARESSA


Las primeras consortes del dux hasta el siglo XIII no eran venecianas y casi no se mencionan sus nombres. Sabemos, por ejemplo, que en el año 804 fue elegido dux Obelario y contrajo matrimonio con Carola:el mismísimo Carlo Magno se la dio como esposa.



ANNA TEODORA, HERMANA DE UN EMPERADOR BIZANTINO


La última dogaressa extranjera fue Anna Theodora Dukas que se casó con el dux Domenico Selvo en 1077 y causó gran revuelo en Venecia por sus lujosas costumbres, porque


 

"Se lavaba con aguas perfumadas; sus habitaciones olían a incienso y esencias, y nunca tocaba la comida con los dedos, sino que los eunucos se la cortaban y ella se la llevaba a la boca con una especie de tenedor de oro; enseñó a sus damas el uso del maquillaje..."

 

MARGUERITA DALMET, LA BAILARINA QUE SE CONVIRTIÓ EN DOGARESSA


Fue la penúltima dogaressa, que el septuagenario patricio Paolo Renier conoció cuando estaba bailando (otros cuentan que era funambulista) en Constantinopla y nunca más quiso separarse de ella por lo que se casó en secreto.


El escándalo estaba servido y causó burlas y críticas. De hecho el vínculo no fue reconocido oficialmente por la República y nunca alcanzó el rango de Dogaressa, por lo que no podía participar en las ceremonias de estado. Goethe la conoció y habla sobre ella en su libro "Viaje a Italia"


FELICIA CORNARO


Aunque la ley rechazó cualquier influencia sobre los asuntos del estado a la dogaresa, algunas ejercieron una gran influencia sobre los asuntos de estado en la práctica, sobre todo Felicia Cornaro que se casó en el siglo XI con el dux Vital I Michiel.


Zilia y Cecilia contarini-venier
Zilia y Cecilia Contarini-Venier. Viudas no quisieron meterse en un convento como era costumbre

Felicia era una mujer políticamente activa que ejerció una gran influencia en los asuntos de Estado. Participó en la Primera Cruzada buscando los fondos necesarios para establecer hospitales, camas y comida para los peregrinos y cruzados, y dio ejemplo vendiendo sus joyas y ropas y recortando el gasto en la corte ducal.




MOROSINA MOROSINI

Domenico Tintoretto : retrato de dogaressa Morosina Morosini
retrato de dogaressa Morosina Morosini (Domenico Tintoretto)

Sin duda, Morosina es la más famosa dogaresssa de la historia, esposa del dux Marino Grimani.

Su coronación fue la más suntuosa de la historia, al menos eso cuentan los historiadores: hubo procesiones de góndolas, banquetes para príncipes extranjeros y embajadores y dignatarios de la iglesia, y el enviado papal entregó a la dogaressa la famosa ¡Rosa de Oro!, regalo que los papas solo hacían a personas especialmente distinguidas.

Morosina bajó del Bucintoro (el barco dorado utilizado por el Dux en las ceremonias más importantes), con un séquito de 400 damas, atravesó un arco triunfal levantado para la ocasión en la orilla y fue recibida con 300 cañonazos.

Coronación de Morosina Morosini
Coronación de Morosina Morosini

Gran mecenas, restauró la iglesia de San Sebastiano (la del Veronés) con su propio dinero y promovió el arte del encaje entre la clase alta. Era además caritativa y con un enorme carisma. Hasta una placita hay dedicada a esta dogaressa.


Corte Morosina tiene una preciosa historia
Corte Morosina tiene una historia de un caballero cruelmente traicionado

¿SABES QUE HABÍA SIEMPRE UNA SEGUNDA DOGARESSA?


Los pescadores de las parroquias residían principalmente en las zonas de San Raffaele, Santa Marta y San Nicolo degli Orfani, y habían acordado el privilegio de elegir anualmente un Dux y una Dogaressa para presidir los asuntos de la industria pesquera. Se elegían por votación y por aclamación.


También tenían su propia ceremonia de coronación y vestían trajes inspirados en el Dux y la Dogaressa del Palacio Ducal, incluido el famoso gorro llamado corno.

Retrato de la Dogaressa Elisabetta Querini Valier (1694, está en la Pinacoteca Querini Stampalia)
Retrato de la Dogaressa Elisabetta Querini Valier (1694, está en la Pinacoteca Querini Stampalia)
Si crees que las Dogaressas influyeron en el devenir de Venecia en la historia comenta con 👸🏻
164 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page