¿TE HAS PREGUNTADO PORQUÉ LOS LEONES TIENEN ALAS EN VENECIA?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Salida del Bucintoro en la fiesta de la Ascensión, cuadro de Guardi
Columna del León alado de San Marcos en la Piazzetta de San Marcos (la zona de la Plaza de San Marcos que da a la Laguna)
Están por todas partes, no pueden pasar inadvertidos; el león volador es una de las imágenes que encontrarás por todos los lados en Venecia
Estandarte naval, siglo XVII, Museo Correr, Venecia. El león alado es el símbolo patrio, las patas delanteras en la tierra y las posteriores en el mar evidencian la extensión del poder veneciano
Estandarte naval, siglo XVII, Museo Correr, Venecia. El león alado es el símbolo patrio, las patas delanteras en la tierra y las posteriores en el mar evidencian la extensión del poder veneciano

¿Pero porqué a estos leones les han crecido alas?


La asociación de San Marcos con el león se debe a un pasaje del último libro del Nuevo Testamento y de la Biblia, el controvertido Apocalipsis de San Juan (IV, 6-7):


"…En medio del trono y alrededor de él, había cuatro Seres Vivientes…El primer Ser Viviente era semejante a un león; el segundo a un toro; el tercero tenía rostro humano; y el cuarto era semejante a un águila en pleno vuelo"
Representación católica del tetramorfo: los asocia con los cuatro evangelistas, aunque esta tradición se remonta al Antiguo Testamento, cuando el profeta Ezequiel describió en una de sus visiones cuatro criaturas que, de frente, tenían rostro humano y, de espaldas y en cada lateral, tenían rostro animal (Ezequiel 1:10)
Representación católica del tetramorfo: los asocia con los cuatro evangelistas, aunque esta tradición se remonta al Antiguo Testamento, cuando el profeta Ezequiel describió en una de sus visiones cuatro criaturas que, de frente, tenían rostro humano y, de espaldas y en cada lateral, tenían rostro animal (Ezequiel 1:10)
Imagen del Folio 27v, con los cuatro símbolos evangelistas del en:Book of Kells, un libro de 1200 años de antigüedad. Escaneado de: Meehan, Bernard; The Book of Kells ': una introducción ilustrada al manuscrito en Trinity College Dublin. Londres: Thames and Hudson, 1994. p. 8.
Imagen del Folio 27v del Libro de Kells (año 800 dC), con los cuatro símbolos zoomorfos de los evangelistas, un libro de más de 1200 años de antigüedad.
El león representa a Marcos porque su Evangelio comienza hablando de San Juan Bautista, que clama en el desierto. Su voz es como la del león, un animal fuerte y noble.

Pero toda esta iconografía zoomorfa no tiene su origen en el catolicísimo, sino que sus raíces son mucho más antiguas y profundas, en la civilización mesopotámica.


Ezequiel, en efecto, fue uno de los profetas judíos que vivieron el exilio en Babilonia alrededor del siglo VI antes de Cristo, de modo que su visión podría haber estado influenciada por el antiguo arte asirio, en el que estos motivos eran bastante comunes.

Cuando Nabucodonosor ordenó la reconstrucción de la antigua ciudad de Babilonia a mediados del primer milenio a. C., las paredes de los templos, puertas y palacios se decoraron con imágenes de bestias míticas protectoras y de animales consagrados a los dioses representados en paneles de ladrillo vidriado en brillantes colores. Este león, que simboliza los poderes de la diosa babilónica Ishtar, era uno de los aproximadamente ciento veinte leones que recubrían las paredes de la Vía Procesional en Babilonia. Su función era proteger esa ruta sagrado, sobre todo cuando las estatuas de los dioses babilónicos pasaban por él y por la Puerta de Ishtar, camino del templo donde se celebraba el Festival de Año Nuevo.
Cuando Nabucodonosor ordenó la reconstrucción de la antigua ciudad de Babilonia a mediados del primer milenio a. C., las paredes de los templos, puertas y palacios se decoraron con imágenes de bestias míticas protectoras y de animales consagrados a los dioses representados en paneles de ladrillo vidriado en brillantes colores. Este león, que simboliza los poderes de la diosa babilónica Ishtar, era uno de los aproximadamente ciento veinte leones que recubrían las paredes de la Vía Procesional en Babilonia. Su función era proteger esa ruta sagrado, sobre todo cuando las estatuas de los dioses babilónicos pasaban por él y por la Puerta de Ishtar, camino del templo donde se celebraba el Festival de Año Nuevo.
Toro alado con cabeza humana o cara de Lamassu. Bajorrelieve del muro m, puerta k, del palacio del rey Sargón II en Dur Sharrukin en Asiria (ahora Khorsabad en Irak).
Toro alado con cabeza humana o cara de Lamassu. Bajorrelieve dde la puerta del palacio del rey Sargón II en Dur Sharrukin en Asiria (ahora Khorsabad en Irak).

En esta fascinante cultura mesopotámica existían desde hacia muchísimos siglos antes de la llegada del pueblo judío unas enormes representaciones esculturales llamadas kabiros, Lammasu o leones alados, que custodiaban las entradas a las ciudades y templos. Los Lammasu fueron una divinidad protectora, un ser híbrido legendario, principalmente de la mitología asiria, que posee cuerpo de toro o león, alas de águila y cabeza de hombre. representaciones monumentales de genios guardianes benéficos de personas, palacios y ciudades. Infundían temor y respeto a los espíritus maléficos y a los enemigos. Existía una leyenda según la cual mataban a los que se aproximaban, excepto a los hombres puramente buenos


Los cristianos primitivos habrían adoptado estos símbolos, otorgándoselos a los cuatro evangelistas a partir del siglo V.


LAS RELIQUIAS


Y es que con San Marcos cuyos restos llegaron en el año 828, los venecianos encontraron una reliquia muy especial: un discípulo de dos pilares de la iglesia: Pedro y Pablo. Marcos fue apóstol del primer apóstol: Pedro.


Los venecianos invocaban a San Marcos ante cualquier problema, fuese un problema común o uno de Estado. ¡Era el protector de todos!


Y a partir del siglo XIII el león de San Marcos, empieza a aparecer por todos los lados, en banderas, en monedas, en escudos...todos querían una representación de esa fiera voladora. De hecho, cuando Venecia conquistaba un territorito, ponían al león volador encima de una columna y también en los edificios principales.


Porta de la Carta. En el centro el dux Foscari arrodillado ante el León de San Marcos
Porta de la Carta. En el centro el dux Foscari arrodillado ante el León de San Marcos
León Alado en la parte superior de la Torre del Reloj u Orologio
León Alado en la parte superior de la Torre del Reloj u Orologio
León alado incrustado en un edificio del gobierno
León alado incrustado en un edificio del gobierno
León alado en madera (museo Correr)
León alado en madera (museo Correr)
León alado dorado (museo Correr)
León alado dorado (museo Correr)

La escultura de piedra más antigua del león gobernativo (siglo XIII), no se encuentra en Venecia, está en Capodistria, que fue de dominio veneciano durante quinientos años. Aunque el más famoso de todos es el que hay sobre una de las columnas en la Piazzetta de San Marcos.

El león alado más antiguo en Capodistria. Molino8, CC BY-SA 4.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0>, via Wikimedia Commons
El león alado más antiguo en Capodistria. Molino8, CC BY-SA 4.0 <https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0>, via Wikimedia Commons

«La idea de que los antiguos venecianos se volvieron un poco locos con los leones me resulta inevitable, pues la profusión de ejemplares de piedra es increíble. La ciudad rebosa de leones alados y leones normales, leones grandiosos y leones raquíticos, leones en los portales, leones que sujetan ventanas, leones con plumas...» Jan Morris


Así que esas alitas les crecieron a los leones en tiempos mesopotámicos (allá por el 2600 antes de Cristo), hace tantos siglos, que se pierden en la memoria y representan además el dominio absoluto sobre un territorio, en este caso de la Serenissima República de Venecia. Así que cuando encontréis uno, pensad toda la historia que hay detrás. Compartid en comentarios, por favor, fotos de leones alados 🦁🕊️




71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo