Puente de los Puños 2020-1673

Aquí había muchas peleas

Explorar más...

 
 
0
28
0

1 LOS CLANES RIVALES

 

Los Castellani y los Nicolotti fueron las dos facciones en las que se dividió la clase popular de Venecia. Estas divisiones se conocen desde la época del Dux Sebastiano Ziani, cuando comenzó la ciudadanía entre Castellani (barrios de Castello, San Marco y Dorsoduro ) y Cannaruoli (barrios de San Polo, Santa Croce y Cannaregio).

 

En 1307, cinco cuartos de Dorsoduro fueron asignados a Cannaruoli (San Nicolò dei Mendicoli, Angelo Raffaele, San Basegio, Santa Margherita y San Pantalon), cuando pasaron a llamarse Nicolotti por San Nicolò.

 

Los Castellanis, por lo tanto, vivían en la parte oriental de la ciudad y en su mayoría eran trabajadores empleados en el Arsenal.

 

Los Nicolottis, por otro lado, se concentraron en el extremo opuesto y se dedicaron principalmente a la pesca; tenían derecho a elegir a su propio líder llamado el dux de Nicolotti.

 

2 LAS LUCHAS EN EL PUENTE

 

A partir aproximadamente del año 1600 cuando llegaba el mes de septiembre y hasta la Navidad los clanes rivales se reunían en masa en los pequeños puentes sin barandillas y se dedicaban a darse puñetazos para que los enemigos cayesen al canal.

 

Las autoridades venecianas toleraban esta actividad. Estas peleas, se llevaban a cabo por lo general en este puente, llamado Puente de los Puños (ponte dei pugni), porque las dos riberas que bordean el río eran muy largas y por lo tanto podían albergar un gran número de espectadores y oponentes, ya que convocaban multitudes.

 

A medida que el siglo XVII iba concluyendo, las peleas comenzaron a perder su popularidad y los aristócratas que habían asistido y patrocinado a numerosos combatientes comenzaron a buscar nuevos deportes y nuevos entretenimientos.

 

De hecho, el 29 de septiembre de 1705 tuvo lugar la última guerra de los puños, que se inició en la forma habitual, pero la violencia de los golpes fue llevando la contienda a una lucha sin reglas ni cuartel hasta tal punto que comenzaron a usar tejas de los techos del barrio, y por último concluyó sangrientamente cuando se sacaron a relucir los cuchillos.

 

Las luchas fueron prohibidas y desde entonces, Castellani y Nicolotti solo pudieron desafiarse mutuamente a juegos menos violentos como las fuerzas de Hércules (en el que cada equipo tenía que hacer una especie de pirámide humana) y las regatas.

¿SABÍAS QUÉ...?

Se cuenta que las facciones estaban tan sumidas en las peleas que una vez ni se dieron cuenta que el monasterio vecino de San Girolamo estaba en llamas, de tal forma que el cura sólo pudo separar a los luchadores cuando apareció con una cruz en la mano pidiendo ayuda para apagar el incendio.

Sitio web

Entrada

 
 
 
 

Comentarios

¿Qué piensas?

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sonia Ruiz Domingo como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en esta web.

Tus datos se encuentran alojados en wix.com (la herramienta que usamos) . Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad)

Es obligatorio que marque la casilla para cumplir el Reglamento General de Protección de Datos (DGRP)

© Venecisima 2020 | Diseño y contenido creado por Sonia Ruiz | Política de privacidad, aviso legal y política de cookies