Isla San Francesco del Deserto 2020-1804

La isla-monasterio del milagro de las aves

Explorar más...

 
 
0
5
0

1 ¿CÓMO LLEGAR A SAN FRANCESCO DEL DESERTO?

 

Esta isla se encuentra entre San Erasmo y Burano y alberga un convento, donde todavía está la celda donde oró San Francisco de Asís y puedes acariciar las mismas piedras que él tocó.

 

No se puede llegar con el transporte público de vaporettos, pero hay una conexión diaria desde Burano (10 € ida y vuelta) con la compañía Laguna Fla con una embarcación tradicional veneciana denominada Bragozzo

https://www.lagunaflaline.it/orari-linea-altino-torcello-burano-san-francesco/

 

Primero tienes que llegar a Burano (consultar pulsando en el enlace).

 

Desde el 1 de abril hasta el 31 de octubre la salida desde Burano es a las 14.30. La visita al monasterio durante aproximadamente una hora y la salida de vuelta a Burano es a las 15:50.

 

El resto del año, se puede reservar este servicio para grupos de mínimo 4 personas contactando a través del email massimiliano.zane@alice.it

 

Cierra los lunes

 

2 PLANIFICACIÓN DE LA VISITA

 

SALIDA DE BURANO 14:30

LLEGADA A SAN FRANCESCO DEL DESERTO 14:48

VISITA GUIADA AL MONASTERIO 15:00

SALIDA DE SAN FRANCESCO DEL DESERTO 15:50

LLEGADA A BURANO 16:08

3 LA VISITA GUIADA DE LOS FRAILES

 

Todos los días, excepto los lunes, los frailes realizan una visita guiada de la isla en italiano, a las 15:00.

 

Se visita el convento y sus jardines, rodeados de grandes cipreses y áreas verdes, escuchando las historias de los frailes. La iglesia tiene dos claustros, uno del siglo XIII y el otro renacentista.

 

Para aquellos que desean una experiencia de oración, reflexión y compartir la vida con los frailes, la Fraternidad franciscana ofrece hospitalidad durante unos días. Hay que llamarles o escribirles, datos en su web:

http://www.sanfrancescodeldeserto.it/

 

HISTORIA

 

La isla era frecuentada desde tiempos del Imperio Romano como lo atestiguan los vestigios hallados en el subsuelo de los siglos I, IV y IV.

 

En 1220, San Francisco de Asís, llegó aquí a su regreso de Tierra Santa durante la quinta cruzada, y fundó una ermita. En 1233 el entonces propietario de la isla, el noble veneciano Jacopo Michiel, donó la isla formalmente a los frailes franciscanos.

 

La presencia franciscana no ha abandonado la isla, excepto en los años de la peste en la laguna, de ahí el nombre popular de “desierto”, y, en el siglo XIX, en los cincuenta años de ocupación austriaca, cuando se utilizó como depósito

 

Hoy en día, las construcciones están completamente restauradas, mantenidas por los frailes que las ocupan y que albergan a los visitantes que desean vivir momentos tranquilos en este oasis para meditar.

¿SABÍAS QUÉ...?

EL MILAGRO DE SAN FRANCISCO DE ASÍS

 

Mientras cruzaba con otro fraile la laguna de Venecia, encontró una gran multitud de pájaros que se posaban en las ramas para cantar.

 

Cuando los vio, le dijo a su compañero: "Los pájaros alaban a su creador, así que vamos a recitar juntos las alabanzas del Señor" y así dijo: "Hermanos pájaros, dejad de cantar, hasta que hayamos terminado de recitar las alabanzas".

 

Aquellos inmediatamente se callaron y permanecieron en silencio, hasta que el santo dio permiso para cantar.

Sitio web

Entrada

10 €

La visita al convento es gratis

 
 
 
 

Comentarios

¿Qué piensas?

Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sonia Ruiz Domingo como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en esta web.

Tus datos se encuentran alojados en wix.com (la herramienta que usamos) . Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación o supresión de tus datos (ver la política de privacidad)

Es obligatorio que marque la casilla para cumplir el Reglamento General de Protección de Datos (DGRP)

© Venecisima 2020 | Diseño y contenido creado por Sonia Ruiz | Política de privacidad, aviso legal y política de cookies